Friday, 20 July 2018 | English   Iniciar Sesion | Registrate 
Instala Flash Player para ver el banner.
Ley de publicidad del Estado: Una discusión sin norte



novedad fecha 01-03-2018 |

Es una ley que no regula ni promueve sino restringe sobre la base de supuestos. Es necesaria una mirada estratégica de los temas de fondo.  



La legislación de comunicación en general y, por principio, debería darse en el marco de un debate abierto y plural, convocando no solo a medios y políticos sino a la sociedad civil y la ciudadanía, quien es finalmente titular del derecho a la comunicación.

En este caso la iniciativa de ley que regula el gasto de publicidad del Estado peruano, aprobada por la Comisión Permanente del Congreso, en primera votación, vulnera el derecho a la comunicación de las y los ciudadanos; pues se disminuyen los canales de información y comunicación con el Estado y los servicios que nos brinda.

La iniciativa planteada carece de un análisis técnico sólido y una argumentación consistente, confunde publicidad, información y comunicación y transita de los medios a los fines, sin mayor articulación que permita tener una mirada estratégica de los temas de fondo. Es una ley que no regula ni promueve sino restringe sobre la base de supuestos.

Artículo 1: Plantea que todas las entidades públicas podrán publicitar sus tareas de gestión, únicamente en los medios de comunicación del Estado a tarifa de costo

Según datos del CONCORTV, en el 2017 existen en el escenario mediático 6,210 radios y televisoras, de las cuales 74% son comerciales, 26% educativas y 0.3% comunitarias. ¿Cuáles de ellas son del Estado? Solo 141 medios son públicos, contando las de IRTP, gobiernos locales, regionales y universidades públicas. Aun así, éstas funcionan sin una Ley de medios públicos, que espera su promulgación desde el 2004. Algunas de emisoras, siendo públicas, tienen licencia comercial e incluso transgrediendo la ley, alquilan la señal a otros medios de alcance nacional.

Cabe destacar que la ley contempla, en este marco, a las páginas web. Sin embargo, desde nuestra perspectiva, las páginas web deben ser consideradas como mecanismos de acceso a información pero no medios de comunicación que promueven el dialogo, la participación e interacción del público.

Artículo 2: Plantea que las entidades deben suscribir cuentas en las principales aplicaciones de redes sociales, y consignar en ellas sus comunicados, avisos y demás temas de difusión social

La pregunta central es ¿es suficiente estar en las redes sociales con mayor cantidad de las y los usuarios? La respuesta es no. Las redes son un negocio, y cada vez más empujan a las instituciones y medios de comunicación a invertir en publicidad. Para que los fanpages y publicaciones de instituciones alcancen notoriedad, el modelo crea condiciones para que inviertan en publicidad. Algoritmos de redes como Facebook apuestan más por acercar a usuarios con usuarios, restándole puntos a las publicaciones de páginas de instituciones y medios de comunicación. Por tanto, pasaremos de invertir en publicidad en medios a publicidad en redes.

La ley propuesta supone que las redes sociales con MÁS visitas y usuarios son las que mejor llegan al peruano y a la peruana. ¿Es esto cierto? No necesariamente. Debe contrastarse popularidad, con conectividad y brecha digital.

Es cierto que Youtube tiene más de 9 millones de usuarios en el Perú y 7 millones ven su contenido todos los días[1]. En el 2017, ya un 99% de usuarios de redes sociales tienen una cuenta en Facebook.[2] Son también las dos redes más visitadas según el Estudio usos de Internet en Latinoamérica 2016.[3]

Sin embargo, actualmente, solo el 35% de la población del Perú pertenece a alguna red social[4]. Más aún, el Perú se encuentra en el puesto 100 de 177 países con uso y acceso a Internet y la penetración de Internet demuestra un crecimiento masivo en Lima, pero ausente en regiones.

A nivel global, la velocidad de descarga fija llega al puesto 91 de 133 países y en móvil 71 de 122. Es decir, nuestro país no se ubica ni a la mitad de los rankings mundiales [5] También es necesario notar que si bien alrededor del 65% de usuarios accede a internet más veces que antes, también se constata que lo hace en sesiones cada vez más cortas, por lo cual quien desee llegar a otros debe asegurarse de estar de forma permanente a través de publicidad.

Artículo 3: Queda prohibida toda la publicidad en medios privados, no se considera como tal el trabajo periodístico tales como reportajes, entrevistas, conferencias de prensa y similares

A estas alturas la pregunta de fondo es ¿es una ley que resuelve una situación en favor del ciudadano o la ciudadana? No. Cierra una opción, pero no genera alternativas para responder a una necesidad que continuará existiendo. La comunicación de la ciudadanía.

Algunos vacíos de la propuesta y la discusión:

- La ausencia de una política de comunicación que promueva el derecho a una comunicación con la ciudadanía y que garantice no solo mecanismos de transparencia y acceso a la información, sino de diálogo, consulta e interacción entre Estado y ciudadanía. Y en ese marco, el rol de los medios públicos y privados para la construcción de una agenda pública ciudadana.

- La regulación y reglamentación de la publicidad estatal no cuestiona, por ejemplo, la otra CONCENTRACIÓN. Pues solo IBOPE y CPI se constituyen en las empresas que miden audiencia y por ende, determinan la lista de medios que podrían ser sujeto de acceso a publicidad, orientando así las decisiones de las empresas, agencias y el propio estado.[6]

- En este marco, medidas para fortalecer los medios locales y regionales son relevantes, pues la publicidad favorece a las grandes corporaciones y medios de Lima de alcance nacional. Los medios regionales no aparecen en las lista de audiencia (a pesar de tenerla) y por ende, si sobreviven en el mercado local, ahora agonizarán.

- Se plantea uso de la publicidad en época de desastres y educación electoral. Temas sociales de especial relevancia como embarazo adolescente, violencia sexual, feminicidio, discriminación, entre otros, no son consideradas relevantes, a pesar de constituirse en problemas sociales cotidianos y latentes. Siendo que solo el 16% de los medios de comunicación ha presentado su código de ética, más que restringir, comprometer a los medios privados en campañas sociales gratuitas dentro de su programación podría ayudar a fortalecer su responsabilidad social.

- La agenda pendiente en legislación de comunicaciones es amplia y variada: televisión digital, medios públicos, reglamentación de publicidad estatal, actualización ley de radio y televisión, ley de acceso a la información, concentración de medios, medios comunitarios, regulación tv cable, entre otros, son temas aún pendientes de una discusión argumentada en un debate plural.

Sin embargo, todo marco legal de comunicación se debe revisar de manera articulada con un norte claro: una política de comunicación que garantice el derecho a la comunicación de la ciudadanía.  

[1] Fuente: “7 millones de peruanos usan YouTube todos los días, según estudio de Google.” Nota de diario Perú21 en diciembre, 2016. Puede accederse a la entrevista en: https://peru21.pe/cheka/redes-sociales/7-millones-peruanos-youtube-dias-estudio-google-video-234855

[2] Fuente: Perfil del usuario en redes sociales. Infografía de IPSOS en junio, 2017 Infografía accesible en: https://www.ipsos.com/sites/default/files/2017-06/ipsos_redessociales.pdf

[3] Fuente: Internet y los medios sociales en Perú. Artículo de Tendencias digitales en setiembre, 2017. Artículo accesible en: http://tendenciasdigitales.com/internet-y-los-medios-sociales-en-peru/

[4] Fuente: Perfil del usuario en redes sociales. Infografía de IPSOS en junio, 2017 Infografía accesible en: https://www.ipsos.com/sites/default/files/2017-06/ipsos_redessociales.pdf

[5] Fuente: Speedtest Global Index de Ookla con datos a enero, 2018. Ranking accesible en: http://www.speedtest.net/global-index

[6] Jorge Acevedo. El suelo no está parejo: límites y posibilidades de los medios locales en un mercado altamente concentrado. 2017.







Compartir | |

Asociación de Comunicadores Sociales CALANDRIA | Central Telefónica: (511) 462-0477 |
Celular: 945 143 163 | Correo: comunicaciones@calandria.org.pe | Horario de atención de mensajería: Lun a Vie 2:00 p.m. – 5:00 p.m.